Los mejores cuentos de Frank Norris

Riquer y Valverde en su Historia de la literatura universal dicen que su figura se asimila a la de Zolá, sin embargo, apuesto mi reino entero que no es un nombre que rápidamente se filtra entre los anaqueles de la memoria y los autores clásicos.

Frank Norris, nació en Chicago en 1870 y murió en 1902 de peritonitis. Cultivó la novela, el periodismo y el relato breve dentro del género que puede denominarse Naturalismo. En Los mejores relatos compilados por Gatopardo Ediciones un desfile de personajes se enfilan en relatos que desnudan las ropas de una sociedad que vive entre mortajas.

Siglo XIX, con la modernidad golpeando las puertas de una identidad nacional creciente – la guerra de Secesión concluye en 1865 – los Estados Unidos de América comienza a consolidar su posición hegemónica en el mapa económico y político mundial. Pero con un gran poder…Los relatos de Norris abarcan las aristas que no son comprendidas por la primera página de los tabloides y que preferimos mirar de costado, como si no existiera.

En relatos como “El hombre propone” los roles de géneros y matrimonio se ponen al desnudo; en otros como “La vajilla de oro” se revela la codicia del burgués que simplemente no puede conformarse con mucho, el arte y sus manipulaciones se revelan en relatos como “Buldy Jones, jefe de los claques o “Fuegos que se extinguen”. Al final del libro, en todos los relatos la sensación es que todos tienen un solo factor común: la tumultuosa y dinámica vida de un sistema capitalista que comienza a congregar a todos y que termina deformando, atropellando todo y a todos. Lo interesante es que sus relatos se debaten entre el determinismo y la libertad. El destino está tejido por las parcas o la libertad de acción impera. Un mundo que se construye sin certezas.

Entre relatos que en muchas oportunidades pueden presentarse abruptos, Frank Norris, a través de una crítica social mordaz y sin mediaciones golpea las estructuras que conforman las bases de una nación que finalmente terminará siendo juez y verdugo del nuevo mundo.

Encontré a Norris porque el género siempre me moviliza de alguna forma que no sospecho, el Naturalismo tiende a abrirme los ojos sobre la realidad detrás del Realismo y sin embargo,

Al cerrar el libro, al escribir esta breve opinión, no puedo dejar de sentir cierta pena. Pena porque Norris debería ser leído masivamente, pena porque no puedo dejar de preguntarme, cuántos autores como Norris permanecen dormidos en las líneas del tiempo perdidas, esperando a abrirnos los ojos.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.